jueves, 21 de mayo de 2009

Obama habla de terrorismo y Guantánamo


El presidente Obama habla de seguridad nacional, terrorismo y los presos de Guantánamo en esta alocución pública. Indica así que la seguridad del pueblo americano es su preocupación más importante: "lo primero en lo que pienso cuando me levanto por la mañana y lo último en lo que pienso cuando me voy a acostar".

Barack Obama explica los pasos que se están dando para luchar contra el terrorismo, pero siempre respetando los valores que aparecen en la Constitución estadounidense. Todo su discurso está basado en la importancia que esos valores tienen para él y que el considera van a ayudar a proteger al pueblo estadounidense. Realiza una cierta crítica a las medidas tomadas antes de su llegada a la Casa Blanca, donde se tomaron decisiones basándose en el miedo. Indica cómo una de sus primeras medidas fue acabar con los métodos de tortura, y sin indicar quién lo está diciendo (Dick Cheney, el exvicepresidente) explica cómo no puede estar de acuerdo con que ciertos tipos de tortura son imprescindibles para la seguridad nacional. Este tipo de cosas lo que hacen, según Obama es empeorar la situación, arriesgando más la vida de los soldados y poniendo en mayor peligro a los ciudadanos estadounidenses. En un momento dado, Obama cita a McCain cuando dijo: "la tortura sirve como la mejor herramienta de propaganda para conseguir reclutar a gente para que luche contra nosotros". "Estos métodos hay que dejarlos donde están -dice el presidente- en el pasado".

La segunda decisión que tomó Obama, explica él mismo, fue cerrar Guantánamo. Da un dato interesante: dos tercios de los detenidos en esa prisión han sido puestos en libertad antes de que Obama llegara a la Casa Blanca. Guantánamo se ha convertido en un instrumento para debilitar a EEUU porque ha puesto a muchos países en contra de los americanos.

La tercera decisión de Obama a su llegada fue revisar los casos de todos los presos que están en Guantánamo, donde hay muchas personas que están en un limbo jurídico. "El problema de los presos de Guantánamo, dice Obama, no está causado porque yo quiero cerrar Guantánamo sino porque se creó. Como presidente quiero resolver el problema, no pasárselo al siguiente".

Respecto a la controversia política causada por este tema en las últimas semanas, Obama indica que él no quiere estar discutiendo sobre lo que se ha hecho en los últimos años en el país sino trabajar para resolver los problemas. Para dejar algunas cosas claras indica: "No vamos a soltar a nadie que pueda poner en peligro nuestra seguridad nacional. Irán a cárceles nacionales de alta seguridad. Nadie ha escapado de una prisión federal". Según Obama se están estudiando los casos de todos los presos de Guantánamo.

"No soy el único que ha jurado respetar la Constitución, también lo han jurado los demás miembros del Congreso", dice Obama. Recuerda el presidente que ha tomado la decisión de no permitir que se vean las fotos de torturas tomadas entre 2002 y 2004 porque no harían más que empeorar la situación contra EEUU. Indica que se están tomando las medidas judiciales para ir contra las personas que llevaron a cabo aquellas torturas. "Hay que encontrar un equilibrio entre transparencia y seguridad nacional y esa es mi responsabilidad" dice Obama.

La puesta en marcha de todas estas medidas llevará tiempo pero se hará, ha explicado el presidente. "Sé que hay muchos a los que sólo les gusta mirar al pasado pero yo lo que quiero es mirar hacia el futuro", indica Obama. "No es un secreto que hay una tendencia en Washington a echarse las culpas unos a otros", explica, "pero esto sólo nos estorba para enfocarnos en el futuro". Especifica también cómo hay dos grupos: los que ponen la transparencia por delante de la seguridad nacional y los que consideran que el presidente tiene derecho a hacer lo que quiera por esa seguridad nacional. Para terminar, hace un alegato de defensa de los valores de la Constitución y la importancia de conservarlos, y especifica: "Ni yo ni nadie puede decir que no va a haber un ataque terrorista que se lleve por delante la vida de ciudadanos estadounidenses, pero puedo decir con seguridad que mi Administración que nuestras tropas están haciendo todo lo posible para mantenter a nuestra gente segura y sé con seguridad que podemos y derrotaremos a Al Qaeda". Su última frase ha sido: "Me presenté a presidente porque creo que no podemos resolver los desafíos a los que nos enfrentamos si no permanecemos juntos, si vemos la seguridad nacional como algo que divide a América. Debe ser una causa que nos una como un pueblo, como una nación. Lo hemos hecho en otros tiempos y lo volveremos a hacer otra vez".

Este discurso es una respuesta a las críticas realizadas por los republicanos en las últimas semanas, amedrentando al pueblo estadounidense indicando que el país está en peligro por las decisiones que toma Barack Obama. Es curioso que además las críticas las hace sobre todo el vicepresidente Dick Cheney, primo octavo de Obama, en vez de George W. Bush, quien ha dicho en sus primeras intervenciones públicas que no va a hablar en contra del actual presidente de EEUU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada