domingo, 17 de junio de 2012

También Obama se enfada alguna vez...


El pasado viernes 15 de junio de 2012 la atención de los medios de comunicación se fijó en el presidente de Estados Unidos debido a un momento de malestar en el que, estando dando una rueda de prensa un periodista le interrumpe. Yo siempre he defendido que Obama cuenta con una gran inteligencia emocional pero, evidentemente, y como él mismo ha dicho en muchas ocasiones, no es un hombre perfecto y puede, en un momento dado, perder su "neutralidad", su gestión de emociones. Eso es lo que le pasó en estas circunstancias porque, a pesar de que la interrupción del periodista fue una falta de respeto que en Estados Unidos no es habitual que suceda en una rueda de prensa, el tono de voz de Barack Obama fue demasiado fuerte. Esta "salida de tono" del presidente americano recuerda la que le sucedió al Rey Juan Carlos con el "¿por qué no te callas?" dirigido a Hugo Chávez. Ser emocionalmente inteligente no quiere decir que ya seas perfecto y que tengas tu gestión de emociones controlada en todo momento. Quiere decir que están "tendiendo a ello". Si la pérdida de neutralidad de Obama y del Rey han sido noticia es porque no es algo habitual en ellos. Demuestra que son humanos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada