domingo, 15 de noviembre de 2009

Discurso de Obama en Tokio


El viernes 13 de noviembre el presidente Obama pronunció este discurso en Tokio, durante la gira que está realizando estos días por Japón, China, Singapur y Corea del Sur.

Una de las primeras cuestiones que llama la atención es la sonrisa del presidente, que tanto se echa de menos en otras ocasiones. Obama se muestra ante los japoneses pletórico. Comienza su discurso recordando que no es la primera vez que está en dicho país puesto que su madre le llevó cuando era pequeño a Kamakura, aunque reconoce que él estaba más interesado en los helados japoneses que en la historia de Buda, continuando con la broma indica que la noche anterior tuvo ocasión de recordar aquella visita tomando de nuevo los helados japoneses. Después se pone ya serio para agradecer la hospitalidad del pueblo japonés, aunque aprovecha para dar las gracias también al pueblo llamado "Obama" de Japón. Hay que recordar que durante la campaña electoral este pueblo apoyó la candidatura de Obama en la distancia y realizó merchandising apoyando su carrera a la presidencia, por eso lo recuerda ahora el presidente.

Retomando la seriedad Obama explica la razón por la que se encuentra en el país. Es su propósito mejorar la relación con el continente asiático y Japón es considerado el mejor lugar para comenzar por su gobierno. Ha hablado de los valores comunes entre ambos países, entre ellos el de la democracia; la importancia de las energías renovables, la necesidad de trabajar en conjunto en materia de paz, comercio, energía, etc... Uno de los temas que fue muy aplaudido es el de la lucha contra el cambio climático y el trabajo que su administración está haciendo para luchar contra ello. Otra de las cuestiones fundamentales tratadas ha sido la de las armas nucleares y el peligro que suponen para todos los países.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada