sábado, 18 de junio de 2011

Mensaje a la nación 18 - 6 - 11



El mensaje a la nación de esta semana está dedicado al Día del Padre. Es una fecha muy especial para Barack Obama puesto que él no tuvo nunca el padre que quiso y desde que él es progenitor, se ha preocupado de ser un buen padre para sus hijas. El propio presidente reconoce en este discurso que él tampoco es buen padre siempre y que en un momento de su vida estuvo poco con sus hijas. Reconoce que en una buena parte de sus vidas dejó que el peso de la familia lo llevara Michelle Obama, su mujer. Entre lo que ha aprendido desde que es padre está que lo más importante que se le puede dar a un hijo es tiempo para estar con él. Más que la cantidad de hora que se está con ellos, la calidad de ese tiempo juntos. Malia y Sasha -dice- pueden estar viviendo en la Casa Blanca, pero Michelle y yo nos encargamos de que hagan sus deberes, hagan sus tareas de casa y saquen al perro. El principal mensaje del presidente es que los padres tomen conciencia de la importancia que tiene cada momento que pasen con sus hijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada